fbpx

Videojuegos y robots para terapia de rehabilitación motora

Autor: Antonia Guzmán Mege

 

Sin duda hoy no se discute el rol que tienen los avances tecnológicos para la superación de obstáculos en las personas con discapacidad. Estos permiten adaptar y transformar el contexto de manera de disminuir las barreras y permitir la accesibilidad desde los variados ámbitos de acción del ser humano.

En Chile, un 20% de la población chilena presenta discapacidad, según los datos recopilados por el Segundo Estudio Nacional de la Discapacidad (SENADIS, 2015).

Por lo tanto, hoy día los avances tecnológicos son un complemento fundamental en los procesos de rehabilitación y de inclusión de las personas con discapacidad a los diferentes ámbitos en que se desenvuelven.

En este contexto, un grupo de científicos mexicanos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzado (Cinvestav) desarrollaron robots, videojuegos y bioseñales para evaluar, mejorar y recuperar las funciones motoras. Esto parte de la necesidad de medir, de manera objetiva, el progreso de rehabilitación a partir de sensores y pruebas lúdicas.

 

Fig. 1. Un científico mexicano con un prototipo de bioseñales en su mano. EFE/Cortesía Cinvestav/SOLO USO EDITORIAL.

 

“Es una investigación que permite el diseño y desarrollo de sistemas robóticos o interfaces hombre-máquina, con el objetivo de utilizarlos para ayudar a mejorar, en la medida de lo posible, la discapacidad motriz en brazos o manos”, explicó la investigadora Nadia Vanessa García.

El proyecto se compone de nueve videojuegos que, a través de un sensor, pueden seguir los movimientos del paciente y proyectarlos en una pantalla para guiar la realización de los ejercicios de precisión. Los videojuegos se programan en función de la condición inicial del paciente. Se han visto muy buenos resultados aumentando la fuerza de agarre en un 40%, respecto de otras terapias.

A su vez se está trabajando en un sistema no invasivo que permita evaluar el gasto energético de los pacientes cuando realizan una tarea en un ambiente virtual. Esto permitirá observar si en la medida que avanza, su gasto energético es menor. El sistema también medirá parámetros como las velocidades, posiciones y suavidad de movimiento.

“Trabajamos en un algoritmo que monitorea las señales musculares del brazo, tríceps, bíceps, deltoide y de la postura. Con base en estos parámetros, otro algoritmo permitirá controlar a un robot para que modifique la asistencia proporcionada a la persona a través del efector final del robot”, detalló uno de los investigadores.

También se encuentran desarrollando un exoesqueleto de mano portátil, un sistema que controla el movimiento de los dedos a través de segmentos seriales unidos a la punta de los dedos.

 

Lee la noticia original acá: Agencia EFE

 

Referencias

Posted on: abril 11, 2018, by : Jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *